top of page

Responde estas ocho preguntas clave antes de emprender.


Antes de lanzarte con el corazón, lánzate primero con la cabeza.

La pasión es el punto de partida para emprender con éxito y la energía que dará vida a tu negocio, esto, nadie lo pone en duda. Además, si no sientes pasión por aquello a lo que te dedicas, lo pasarás muy mal iniciando, y mucho peor cuando lleguen periodos pesados, y es aquí donde la pasión ayuda a no quebrar y levanta el negocio.

Emprender sólo porque un sector es emergente sin conocerlo ni sentir agrado, es fracaso seguro.

PERO....

Para tener un éxito duradero necesitas una gran cantidad de clientes, una liquidez sólida y la habilidad para ir por delante de tus competidores o segmentar muy bien sin tener un reducido porcentaje de clientes.

Antes de que te lances con el corazón, lánzate primero con la cabeza y asegúrate de que puedes responder con un sí a las siguientes preguntas:

1.- ¿Puedes ganar una cantidad importante de dinero haciendo esto? Es decir, ¿es realista pensar que con este negocio ganarás lo suficiente para cubrir tus gas­tos y guardar dinero?

2.- ¿Puedes ganar dinero de forma coherente? Es de­cir, ¿es realista pensar que esta empresa te propor­cionará un flujo constante, predecible y creciente de dinero?

3.- ¿Se puede crear esta empresa con poco o nada de dinero?

4.- ¿Quieres actuar como empresario o como freelance? Si eliges esto último, eres simplemente un empleado sin jefe. Un freelance se centra en dominar su trabajo, mientras que un empresario se centra en crear los sistemas que sirven de base a dicho trabajo.

5.- ¿Quieres consumir fuertemente ese producto o servicio pero no puedes encontrarlo?

6.- ¿Conoces a personas que no sean amigas tuyas que tengan los mismos intereses que tú? ¿También ellos quieren ese producto o servicio y tampoco pueden encontrarlo?

7.- ¿Este negocio es coherente con tus valores?

8.- ¿Tu negocio es del tipo “esto es así y lo tomas o lo dejas” o puede ser flexible e ir cambiando mientras crece? Puede que no te salga del todo bien al primer intento y que vayas aprendiendo cosas sobre ti mis­mo. Un poco de flexibilidad en la oferta del negocio puede dar para mucho.

Construir tu negocio sobre unos cimientos de pasión es claramente lo más importante para obtener un éxito empre­sarial duradero, pero la pasión por sí sola no es suficiente. Respaldarla dando un sí a todas estas preguntas multiplicará tus posibilidades de éxito.


48 visualizaciones
bottom of page