top of page

Una pregunta poderosa que te ayudará a emprender con éxito.


El motivo es irrelevante cuando hay motivación.

La mejor pregunta que puedes hacer es:

¿Por qué quieres emprender? O ¿Por qué estas emprendiendo?

Es bueno responder esta pregunta con toda sinceridad, ya que puede ayudarte a mejorar y garantizar tu emprendimiento, así es, esta pregunta es sumamente poderosa.

El factor principal para emprender con éxito es tener motivación, es tener un propósito claro. Son los cimientos de los cimientos.

Claro que se necesita un plan de negocio, conocer de costos, determinar tus precios, tener un plan de marketing, tener habilidades de liderazgo, hacer un análisis de tu sector etc. pero eso es fácil de aprender, y si no quieres pasar años investigando todo esto sin tener la seguridad de que lo hiciste bien, busca algún asesor o curso y puedes aprenderlo en semanas, no necesitas pasar años cuando lo puedes aprender y aplicar en semanas.

Pero no te servirá de nada dominar todo esto que te menciono sin una motivación.

El motivo es irrelevante mientras haya motivación.

El motivo es un detonante, una causa.

La motivación son las ganas, el deseo ardiente de realizar algo por gusto.

Un motivo puede ser querer emprender porque no te gusta tu trabajo, odias a tu jefe, quieres demostrar algo a los demás, tener libertad, ganar más dinero y cientos de razones más.

Si tú emprendes solamente por un motivo, que puede ser alguna de las razones antes mencionadas o alguna otra sin tener una motivación, estas condenado al fracaso, y mucho más en esta época en la que vivimos.

Al no tener motivación, entrarás a un sector por casualidad, porque piensas que deja dinero, la idea es muy buena, eres libre de hacer lo que quieras etc. pero si no te gusta el sector, si no tienes una motivación más allá, muy difícilmente tendrás éxito, porque cuando haya problemas, cuando te des cuenta que el sector o idea no funciona, empeora la situación, empezaras a sentir frustración ya que TIENES que hacer las cosas de otra forma, o todo aquello que TENGAS que investigar, modificar, aprender, lo verás con apatía y disgusto.

¿Acaso no pasa en la mayoría de los empleos?

Cuando tienes una motivación y haces lo que te gusta, no te costará trabajo hacer lo que haces, no lo verás como un trabajo, y al estar motivado realizando aquello que haces, tendrás inspiración e iniciativa en todo, no dejarás de aprender, te la pasarás pensando cómo puedes mejorar, cómo llegar a más personas entre muchas cosas más.

La motivación te dará una ventaja única, ya que al tener tu estilo, tú segmento de mercado y estés mejorando constantemente, muy probablemente estarás por encima de la competencia y los clientes no son tontos, saben cuando un producto es bueno.

Pero solo lo lograrás si tienes una motivación, de lo contrario será un pesar y por lo tanto, muy probablemente desistas, pensando que emprender no es lo tuyo, cuando estás totalmente equivocado, simplemente faltaba la motivación, un propósito más allá de ganar dinero o no tener jefe.

Si quieres emprender porque no te gusta tu trabajo, o quieres ganar más dinero, por deudas o simplemente no te gusta el punto en el que te encuentras, es totalmente valido, pero encuentra una motivación para que no desistas a la primera oportunidad.

Parece muy sencillo y obvio, pero muchas personas no lo saben y no lo han analizado detenidamente.

Tu primer tarea es averiguar tu motivación.

Emprender con una motivación es el equivalente a trabajar en lo que te apasiona y que además, te paguen enormes cantidades de dinero por ello.


78 visualizaciones

Comments


bottom of page