top of page

República dominicana: país ejemplo para los negocios, el crecimiento y la adaptación




En los negocios, en la economía y hasta en los países, es imprescindible adaptarse a los cambios y aprovechar al máximo los talentos. El mercado jamás será estático y menos en esta nueva economía en la que estamos viviendo, por esa razón, República Dominicana es un buen ejemplo para comprender estos conceptos y llevarnos tres aprendizajes concretos de la situación de este país que se pueden aplicar en los negocios.


República Dominicana no es un país perfecto, en realidad, sabemos que no existen absolutos y menos en los negocios ni en la economía, este país evidentemente tiene muchos problemas como los tiene hasta el país más tranquilo ya sea Nueva Zelanda o Islandia, pero dentro de todos los países latinoamericanos junto con su situación contemporánea, República Dominicana supera y refleja bastante bien que es posible avanzar a pesar de ser un país chico, no tomado en cuenta y subestimado, por supuesto tampoco es el único país con buen avance, pero hoy tocará analizar su gran ejemplo porque logró un crecimiento constante por alrededor de 10 años, y eso, no cualquier país lo consigue tan fácil, ahí tenemos el ejemplo de las tres potencias latinoamericanas: Argentina, Brasil y México, que actualmente y durante casi una década, han tenido un crecimiento totalmente plano. Como siempre, quiero aclarar que los factores de países son bastante complejos, tienen que ver con infinidad de disciplinas, pero este espacio es para analizar la parte económica y empresarial que te pueda ser útil.


Hace alrededor de veinte y quince años, gran parte de la producción de República dominicana eran productos con muy bajo valor agregado, de hecho exportaba casi el mismo sector que Haití, este último desgraciadamente un país bastante conocido por ser de los más pobres de Latinoamérica y del mundo, te muestro en la siguiente imagen las exportaciones de República dominicana, y si te das cuenta, casi el 50% de sus exportaciones eran de productos textiles, muchos de ellos, de primera necesidad.




Pero, no se quedó estancado exportando dichos productos como llega a ser el caso de muchos países, sino que, decidió industrializarse y además diversificar sus exportaciones, es decir, los productos que vende fuera de su país, de la misma manera lo observamos en la siguiente imagen, aumentó su producción de productos manufacturados pero también comenzó a producir otro tipo de productos desde primera necesidad como otros más elaborados. Algo también muy interesante de analizar es que, 87% de sus exportaciones en los años 2000 tenían como destino EEUU, mientras que en los años 2010 también aumentó la variedad de destinos, con un mayor porcentaje para Europa, China y Sudamérica. Realmente no quiere decir que esté mal venderle a unos de los mercados con mayor poder adquisitivo (EEUU), realmente es una buena oportunidad, no hay por qué pelearse con un excelente cliente, pero, cuando son países con muy poco poder adquisitivo y se genera esta situación, muchas veces el escenario sí es negativo. Pero bueno eso es otro tema.


Llegamos entonces a lo más interesante de este análisis, República Dominicana no se quedó estancado en solo la producción por manufactura, situación que muchos países están padeciendo desde que China fue la gran fábrica del mundo, sino que, por el contrario, República Dominicana comenzó a explotar su ventaja comparativa con mayor ímpetu que es la relacionada al turismo, sigue su manufactura, sigue su diversificación, pero ahora también empezó a generar mayores ingresos al apostarle al sector de turismo, y de hecho le fue tan bien hasta el 2019 que sus ingresos por servicios turísticos son casi la misma cantidad que por todas sus exportaciones de productos, te lo dejo en las siguientes imágenes:





Conclusión para ti


1.- Diversificar siempre será bueno, pero recuerda que este concepto es diferente de querer ser todólogo y no tener enfoque, mucho cuidado con eso.

2.- Apostar por mejorar e innovar siempre será mejor que quedarse en lo conocido ya que no existe nada estático, mucho menos los mercados y economía.

3.- Observa y analiza tus talentos para explotarlos al máximo, esa puede ser tu oportunidad o diferenciación.


República Dominicana es un país hermoso que supo aprovechar muy bien sus cartas ante esta tormenta de crisis y cambios radicales en todo América Latina, lo repito, le falta mucho por avanzar como a cada país, especialmente en nuestra región, pero hay que reconocer también el gran papel que ha desempeñado y que se ha vuelto ejemplo para toda la región por su gran crecimiento y avance durante una década.


 

-¿Quieres aprender a diferenciar tu producto y sobresalir en tu mercado? conoce mi ebook para lograr diferenciarte en este enlace.


-Te comparto en este enlace un "Análisis de mercado completo" para cualquier tipo de producto.


-Te invito que conozcas mi demás contenido, redes sociales, ebooks y mucho más, solo da clic en el enlace.






9 visualizaciones

Commentaires


bottom of page