top of page

Los 9 mitos que más frenan iniciar un negocio





Cualquier actividad en la que entras sin preparación ni conocimiento supone un riesgo. Por esa razón, prepárate antes de iniciar cualquier proyecto. Además, hoy es igual de arriesgado depender de un solo empleo por la creciente automatización, desarrollo de la IA, desequilibrios económicos etc. Y hoy, lo estamos viviendo todos nosotros.





Que le digan eso a toda la gente que se ha

quedado en la calle por las últimas recesiones

y crisis, y de nuevo ahora lo estamos viviendo,

o cual­quier otra de los cientos de grandes empresas

que han quebrado o han reducido sus vacantes.

Cuando trabajas para otro, te pueden

despedir, y si ese otro comete un error, tú lo pagas.

Cuando trabajas para ti no te pueden despe­dir, y

el único límite a tu éxito eres tú mismo.





¿Y qué vas a hacer? ¿Esperar hasta que seas más joven?

El úni­co tiempo que hay es el presente.

La vida no da marcha atrás, y no

vivas con re­mordimientos.

Empieza ahora, sea cual

sea tu edad.






¿Sabías que legalmente puedes constituir

tu propia compañía a cualquier edad? Puedes

fundar tu propia empresa antes de que tengas la edad

legal para trabajar para otros. No importa lo

viejo o joven que seas, si deseas

emprender, empieza.






Cuando empiezas un negocio, claro que las ganancias

no son como quisieras, se debe ser paciente y persistente,

al principio también trabajarás más que en un empleo, pero

después de varios meses y años tus ganancias serán

10 veces mayores que cualquier salario por

mejor empleo que sea.






Si crees que para tener éxito necesitas

un título universitario, estás totalmen­te

equivocado. Cada vez es menos importante

un título o “papelito” para triunfar, existen empresarios

que no iniciaron una carrera y ganan más que miles de

profesionistas con maestría y doctorado. No digo que no

sea importante ni que una universidad no te brinda experiencia

y madurez, pero no es determinante para prosperar con un negocio.








Es perfecto, seguro triunfarás. Si tuvieras

bastante dinero para montar una empresa

(de la manera apropiada), tu negocio iría directamente

a la ruina. El hecho de que tengas poco dinero,

implica únicamente que tienes que ocupar tu

mente desde el principio, el dinero tapa los

proble­mas y las debilidades, y cuando no

hay dinero tienes que poner todo tu

esfuerzo y creatividad cada día.





No existen dos personas iguales, así como

no existen dos empresas idénticas, Si crees

que la competencia puede hacer un traba­jo

mejor de lo que tú podrías hacerlo, es que no

te has posicionado adecuadamente para sacarles

partido a tus puntos fuertes. Encuentra el punto

en el que puedes aplicar tus fortalezas, tus talentos

y tu pasión de una manera que nadie más lo hace

o que nadie más lo hace tan bien.






Qué bueno que te hayas dado cuenta de eso ahora.

Pero esa no es una excusa para no crear tu

empresa. Solo significa que tienes que

investigar más a fondo qué es lo que

quieres hacer y encontrar una

nueva manera de ofrecerlo

para lograr una base de

clientes.


32 visualizaciones

Comments


bottom of page